Cristo de la Sed, de Gámez Laserna

 

portada_sedEl repertorio de música procesional de la BSMO cuenta con una importante representación de la obra del maestro Pedro Gámez Laserna. Cinco son las composiciones incluidas en dicho repertorio: María Santísima del Subterráneo, Pasa la Virgen Macarena, Saeta Cordobesa, Sevilla Cofradiera, y Cristo de la Sed.

Esta última, Cristo de la Sed, es una de las novedades que la BSMO trae en 2015 de entre las 7 nuevas incorporaciones, siendo un importante exponente del repertorio clasicista que la banda pretende ensalzar. Compuesta en 1973, mucho se ha escrito por diferentes críticos y musicólogos que la definen como “de irresistible elegancia y mayestática” o “un prodigio de desarrollo armónico y contrapuntístico” 

 

 

Recogemos dos referencias a propósito de esta partitura:

 

Mateo Olaya

[ Boletín de la Cofradía de la Sed de Sevilla, febrero de 2007 ]

gamezdirigiendo“Cristo de la Sed” se firmó en agosto de 1973, con música de Gámez Laserna y Juan Antonio Cuevas, e instrumentación para banda del primero. El añorado Gámez tuvo relación con el barrio de Nervión y, familiarizado con la incipiente hermandad, quiso rendir tributo al crucificado de Álvarez Duarte con una marcha de irresistible elegancia y mayestática. Tras unos compases a modo de llamada en fuertes acordes acentuados, se prepara magistralmente el nexo de unión al tema principal ampliamente expuesto en dos frases. Este tema principal, que aparece en do menor y caracterizado por un movimiento rítmico sincopado, procede de unas coplas para culto interno de la cofradía que escribió Juan Antonio Cuevas, sirviendo como hilo conductor durante diversos episodios de la partitura. Tras un puente donde se usan recursos de la introducción, modula la música a mi menor para afrontar el tema final de la marcha –continuación del anterior- mediante la incrustación del motivo principal en diversos registros, desde los más agudos hasta los graves, siendo éstos los que prologuen la extinción lenta y progresiva de la melodía. La marcha en su mayor parte es una recreación del motivo principal y persigue un desarrollo lineal.

 

Francisco Pastor Bueno

[ Boletín de la Cofradía de la Sed de Sevilla, febrero de 2007 ]

bd6645b4a72d1334adcb014582321a83o“Su talento (de Gámez Laserna) como instrumentador y su creatividad con el contrapunto destacan de manera poderosa en la marcha fúnebre Cristo de la Sed cuya composición –realizada en colaboración con Juan A. Cuevas según consta en la portada manuscrita de la partitura- culminó el día 3 de agosto de 1973.

Se trata de una obra de 5 minutos de duración y 126 compases, la mitad de los cuales están dominados por un tema principal que –a través de distintas instrumentaciones y reexposiciones- es el generador de todo el desarrollo armónico y contrapuntístico de la obra. Ya desde los primeros compases de la larga introducción el Maestro Gámez Laserna plantea una instrumentación con metales poderosos que crean un clima de tensión y un gran dramatismo en contraste con unas maderas dulcemente lamentosas. El tema principal, verdaderamente sobrecogedor, aparece por primera vez en el compás 27 a cargo de las maderas en matiz piano y acompañadas de un ritmo pesante y sombrío. reexpone el tema en el compás 45 a cargo de los metales en matiz forte expresando un gran dramatismo que contrasta con un delicioso contrapunto a cargo de las maderas. Vuelve a aparecer el mismo tema en el compás 77 también en matiz forte a cargo de las maderas, con los metales haciendo un contrapunto dramático que nos conduce hasta el compás 90 donde se sitúa el punto álgido de la obra, el de mayor tensión dramática y en el que se expresa de manera patética el sufrimiento de Cristo en la cruz. A partir de este punto la obra inicia un paulatino decrescendo en matiz y en tensión hasta la relajación total en los fúnebres y exhaustos acordes finales.

Cristo de la Sed es una marcha grande entre las grandes, un prodigio de desarrollo armónico y contrapuntístico solo al alcance de los grandes Maestros, como lo fue Pedro Gámez Laserna.

 

 

Con esta incorporación, la Banda Sinfónica de Ogíjares continúa un año más perseverando en la consecución de un repertorio exclusivo, en la línea que viene desarrollando en los últimos 5 años. Muestra de ello es la incorporación al repertorio de música procesional de 7 composiciones entre las que se encuentran partituras inéditas en el repertorio granadino, obras recuperadas, grandes clásicos del siglo XIX e importantes novedades de reciente composición.

 

Grabación en directo en la procesión del Cristo de la Expiración de Málaga por la Banda Miraflores-Gibraljaire de Málaga